Saltar al contenido
Mundo Mandala

Para qué sirven las mandalas

mundomandala.online para que sirven las mandalas

Si te preguntas para que sirven las mandalas, has llegado al lugar correcto porque te explicaremos a mayor profundidad el significado de una mandala y beneficios para que puedas diseñar la tuya o definas con mayor facilidad el mensaje que comunica al encontrarla en nuestro entorno.

En la actualidad se observan en todos lados estas figuras geométricas, sin embargo, al preguntarnos para que sirven las mandalas encontramos que poseen diversos usos. Uno de ellos es que ayuda a mejorar la concentración debido a que se necesita diseñarla de forma armoniosa y detalla para conseguir su forma.

Igualmente, las mandalas te enseñan a meditar debido que a través del dibujo y la observación empleada te permita practicar la respiración que ayudará a relajarte y así conseguir equilibrio físico y mental. Además de estas alternativas, también cumple otras funciones:

Estimula la agilidad mental

A cualquier edad, al colorear o dibujar una mándala, sobre todo mandalas de animales, las personas desarrollan su lado creativo, concentración y detalle, trayendo consigo que impida la aparición de enfermedades del cerebro. Son recomendadas especialmente para personas mayores que se encuentran en estados de demencia producto que les permite  mantenerse activos gracias a los estímulos que se generan.

Equilibra tus pensamientos

Las mandalas ayudan a desconectarte de las preocupaciones, debido a que invita a concentrarte exclusivamente en la actividad. Al ejecutarlo, tus pensamientos se ven equilibrados producto a que los hemisferios cerebrales son estimulados al mismo tiempo gracias a las diferentes acciones que se necesitan ejecutar.  

El hemisferio izquierdo es el encargado de captar y conglomerar las diferentes figuras geométricas, mientras que el hemisferio derecho se encarga de estimular nuestro lado creativo, trayendo consigo que elijas colores y formas de acuerdo a tu estado de ánimo.

También, las mandalas para pintar que crees, te aportarán la energía que transmite cada color, te verás inmerso en una sesión de colorterapia fantástica donde podrás expresar o cambiar tu sentir del momento a través de la coloración de las mandalas.

Perfeccionas tus habilidades de constancia y precisión

Al comienzo, diseñar una mándala puede ser un proceso tedioso debido a que se necesita poseer un extremo detalle para conseguir el aspecto adecuado. Al realizarlo constantemente, además de mejorar tus diseños, también prácticas habilidades necesarias para tu crecimiento personal como la precisión, disciplina y constancia.

Disminuye la aparición de diferentes enfermedades

Problemas psicológicos como el estrés, angustia, ansiedad, depresión e insomnio, son disminuidos al dibujar o colorear una mándala debido a que ayuda a enfocar tu atención en los detalles y significados que se representan en el diseño. Y lo bueno es que hay para todos los niveles y gustos: mandalas fáciles, difíciles, de animales, de plantas, de formas, etc.

Elemento decorativo

Aunque muchas culturas relacionan esta estructura con la creación, el universo y el centro, también encontramos que otras lo utilizan como elemento decorativo para adornar sus fachadas.

Un ejemplo de ello son las iglesias católicas o en el arte islámico que lo emplean con frecuencia para complementar sus obras de artes. Igualmente, muchas personas lo utilizan para decorar sus cuerpos o como amuletos mágicos de protección.

Ahora que conoces para que sirven las mandalas, podrás crear mandalas, con el fin, de cambiar tu vida a nivel personal y espiritual. Comienza por imprimir una de gran tamaño para que puedas practicar y así observes progresivamente como tus problemas desaparecen. Únete a este cambio e incentiva tu creatividad a cualquier edad.